05 Septiembre 2016

Búsqueda

Luisa Noeno

Miguel Servet, de la hoguera a los pedestales" es nuestro homenaje a esta gran personalidad aragonesa de la ciencia y del pensamiento humanista, a la impronta que dejó con su obra y con sus estudios. Un científico que, además, brilló por su defensa de la verdad, la tolerancia y del derecho a la libertad de expresión.

El 27 de octubre de 2003 se cumplían 450 años de su ejecución en una colina cerca de Ginebra, donde fue quemado vivo en la hoguera, acusado de herejía por el reformador protestante Juan Calvino. Esta efeméride se conmemoró en octubre del año siguiente con la celebración de unas jornadas en el Hospital Universitario "Miguel Servet", organizadas por el Departamento de Salud y Consumo y la Universidad de Zaragoza, y con la colocación de una escultura junto a la puerta principal de este centro. De ese modo, se cerraba un año dedicado a este gran médico investigador, humanista y teólogo, que defendió siempre sus ideas con la palabra y nunca con la violencia, hasta dar su propia vida.

Su ejemplo ha pasado a la historia y seguirá perviviendo en las futuras generaciones como un ejemplo personal en defensa de la libertad de conciencia. Sin embargo, este derecho no siempre ha sido respetado, ni en su época –que fue la del Renacimiento de las artes y de la cultura–, tan turbulenta por los fanatismos religiosos, ni tampoco a comienzos del siglo XX, cuando se le habían dedicado monumentos en Francia a los que habían precedido, unas décadas antes, otras estatuas en España en edificios relacionados con la ciencia y la enseñanza, como la que se puede ver en la fachada de la antigua Facultad de Medicina y Ciencias en Zaragoza.

Luisa María Noeno Ceamanos
CONSEJERA DEL DEPARTAMENTO DE SALUD Y CONSUMO
GOBIERNO DE ARAGÓN

Fuente: presentación del libro: Manuel García Guatas, Miguel Servet. De la hoguera a los pedestales, Huesca, Gobierno de Aragón, 2007.